“Agradable, buena onda y divertida”

0

La presidenta Michelle Bachelet le llevó una enorme rama de olivo a la crema y nata del empresariado nacional. Codelco ya no recauda como antaño y las disculpas son necesarias para revertir la tendencia actual de la economía chilena: en 2015 se completan 7 años de crecimiento por debajo del promedio.

Reportando desde el océano más hermoso del mundo…

Una escapada viene bien de vez en cuando. Y el jueves por la tarde con mis hijos nos escapamos de mi mujer y nos vinimos los tres a visitar a mi padre, a la costa, con la idea de hacer del fin de semana largo un poco más largo…

Así que hoy despacho esta columna sentado en un escritorio ad-hoc que me instalé en la terraza de la casa que mi padre construyó para disfrutar de sus años dorados, frente al Océano Pacífico.

El ritmo es diferente y eso es indudable. Porque aunque el trabajo no cesa (con Internet me estoy pasando este viernes igual de conectado que dentro de mi oficina), siento que sólo el cambio de aire me ayuda a pensar diferente las noticias de la semana.

Por ejemplo, cuando vi la siguiente noticia pensé que era sarcasmo. Pero al parecer, no.

Según indica el diario La Segunda, el controlador de Cencosud, Horst Paulmann, llevó la voz de los grandes empresarios que la mañana del jueves aceptaron la rama de olivo que la Presidenta Bachelet les ofreció durante la celebración de los 35 años del Centro de Estudios Públicos (CEP).

La verdad es que más que rama, debe haber sido un árbol entero, porque eso que dijo Paulmann de “agradable, buena onda y divertida” para referirse a la Mandataria estaba fuera de todo libreto.

Se ve que las retroexcavadoras perdieron impulso. Aparentemente, el Lexus es más cómodo…

(Lectura: “Aquí no ha pasado nada”.)

Ahora, más allá de la anécdota, es interesante constatar cómo, a fin de cuentas, La Moneda tuvo que volver prácticamente a pedir perdón frente a los sospechosos de siempre. Y que al mismo tiempo que Bachelet y sus escuderos Burgos, Valdés y Eyzaguirre le palmoteaban la espalda a los hombres de las grandes billeteras, en Valparaíso el director de Presupuestos, Sergio Granados, decía sin rodeo que Chile depende “cada vez más de los ingresos tributarios”.

Por ejemplo, el nuevo esquema impositivo impulsado por la Administración Bachelet permitirá en concepto de impuestos al tabaco y los cigarrillos, una recaudación de $1.202.553 millones en 2016, cifra que duplica el aporte que Codelco hace a las arcas fiscales.

Y no es sólo que los impuestos suban, sino que además la recaudación de Codelco baja. Para el año que viene se espera que la recaudación gracias al aporte de la estatal caiga un 8,4% respecto a este año.

Parece que Chile dejó de cobrar su sueldo y tuvo que salir a boletear

Y como con los puchos y combustibles no alcanzan, y que la reforma ya pasó, es tiempo de ir donde los grandes generadores de riqueza y decirles “lo sentimos, pero era necesario. No se volverá a repetir, ¿sigamos como antes?”.

Porque… ¿qué pasaría si los muchachos se estancan en sus negocios?

A menor crecimiento, menor recaudación…

Y a menor recaudación, menos plata para cumplir con las promesas de campaña.

La evidencia la estamos viendo hoy:

Captura de pantalla 2015-10-09 12.11.42

El crecimiento sigue prácticamente estancado y por debajo del mundo y de su propio potencial.

Dice un extracto de la nota del diario Pulso:

“El año pasado, nuestro país creció 1,8%, mientras la economía global lo hizo en un 3,4%. Esta tendencia se mantendrá durante los próximos años, con un crecimiento de 2,26% para Chile este año (versus un 3,1% para el promedio global), y con 2,5% para Chile y 3,6% para el promedio mundial en 2016. Hacia 2020 la brecha se irá reduciendo, aunque sin converger: para ese año, mientras el mundo subirá 3,9%, la economía chilena lo hará 3,5%.”

“De acuerdo con la base de datos del organismo, de los 189 países que contempla el FMI, 85 crecerán sobre el promedio mundial en 2020.”

Sí, muy lindo lo de ganarle a Brasil y todo eso, pero en las clasificatorias del crecimiento económico, Chile no va al Mundial.

Ahora, está en ti encontrar alternativas para escaparle a los problemas que, para todos, genera un bajo crecimiento económico.

Un abrazo, yo me voy a comer un ceviche.

Felipe.

PD: ¿Dudas? ¿Comentarios? Nos encanta saber de ti y lo que piensas de nuestras columnas. Déjanos tu opinión en la sección de comentarios más abajo.

Compartir Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn2Share on Google+0Email this to someone

Acerca del Autor

Felipe Ramirez

Editor de medios de Inversor Global. La actualidad de los mercados, qué está pasando en la región y las mejores estrategias para que los inversores individuales puedan subirse al ”tren latino”.

Deja una respuesta: